Aplica estos trucos caseros para eliminar la coloración amarillenta de tu inodoro. (Foto: Karolina Grabowska / Pexels)
Aplica estos trucos caseros para eliminar la coloración amarillenta de tu inodoro. (Foto: Karolina Grabowska / Pexels)

Uno de los inodoros que acumula más bacterias es el váter, que siempre está sucio o lleno de cal. Algunas personas lo friegan con un cepillo para eliminar la línea amarilla que no es buena para la apariencia. Si usa estos y evita usar productos químicos, puede hacer que su inodoro sea completamente blanco. Solo necesitas una pequeña cantidad de productos fáciles de obtener. Observa esto.

Debido a que la cal y los sedimentos se acumulan principalmente en las paredes y el fondo, la limpieza debe comenzar con un paño, cepillos especiales y guantes.

MIRA TAMBIÉN | Trucos caseros para limpiar el hervidor de agua y quitarle el sarro

Si bien es tradicional usar agua con detergente para baños y un poco de lejía para limpiarlos, aquí te dejamos unos trucos caseros que puedes poner en práctica:

1. Vinagre y limón

  • Mezcla media taza de vinagre con zumo de limón.
  • Con ayuda de unos guantes toma una esponja y humedécela en la preparación.
  • Frota el área afectada de tu inodoro y verás como va saliendo el sarro.

2. Bicarbonato de sodio y agua oxigenada

  • Vierte 125 ml de agua oxigenada en una taza y agrégale cuatro cucharitas de bicarbonato de sodio. Forma una pasta y con ayuda de una esponja, espárcela sobre las partes del inodoro más afectadas.
  • Espera unos 20 minutos a que haga efecto y enjuaga.
  • ¡Listo! tu inodoro estará limpio.

3. Bicarbonato de sodio y vinagre

  • Prepara una mezcla con bicarbonato de sodio, agua y vinagre.
  • Échala en el inodoro y deja actuar por unos 20 minutos.
  • Luego, frota y enjuaga.

4. Vinagre y sal

  • Otro remedio casero para el inodoro es poner a hervir dos tazas de vinagre blanco y cuando esté caliente agregar un puñado de sal de mesa.
  • Remover para que se integren bien.
  • Echar la mezcla en el fondo del wáter y dejar actuar de 15 a 30 minutos.
  • Luego frotar con una escobilla y tirar la cadena para que corra el agua.

¿Cómo limpiar el inodoro por fuera?

Si bien ya te explicamos los trucos caseros para dejar limpias las paredes y fondo del inodoro, la limpieza exterior no se debe dejar pasar. Lo recomendable es hacerlo cada semana o 15 días.

Para esto hay que mezclar en un atomizador 20 ml de amoniaco líquido con dos tazas de agua. Rociar por toda la taza y frotar con una bayeta o esponja. Luego enjuagar con un trapo húmedo.

Limpieza de inodoro | Foto de Karolina Grabowska en Pexels
Limpieza de inodoro | Foto de Karolina Grabowska en Pexels

¿Cómo acabar con el mal olor del baño?

Si además de la acumulación de cal, sarro y la temida línea amarilla tu inodoro también emana hedor, aquí te dejamos algunas pautas para decirle adiós.

  • La ventilación de este espacio del hogar es clave.
  • Revisa si el hedor surge de los sifones o tuberías.
  • Prepara un ambientador casero mezclando en un atomizador tres partes de agua, una de vodka y unas gotas de aceite de esencias. También puedes usar alcohol puro en lugar de vodka. Utiliza la mezcla luego de usar el baño.

Truco para hacer pastillas desinfectantes caseras para el inodoro

  • En un recipiente mezclar 2 tazas de bicarbonato de sodio y 1/4 de taza de jabón líquido. Integrar bien para que no se formen grumos.
  • Agregar poco a poco alcohol de 70% hasta tener una masa.
  • Hacer pequeñas bolitas con la ayuda de las manos.
  • Colocar las pastillas en una superficie plana y limpia para que se sequen al sol por unas horas.
  • Cuando estén secas arrojar una pastilla dentro del inodoro junto a un chorro de vinagre blanco.
  • Cepillar el inodoro con una escobilla y ver cómo queda blanco y sin mal olor.
  • Para finalizar tirar de la cadena del inodoro antes de usarlo.

Cómo limpiar la ducha o bañera

  • Mezcla vinagre con jabón por cada dos partes de agua y cuando esté homogénea frota las zonas sucias con una esponja. Déjala reposar por unos minutos y después enjuaga con agua limpia.
  • Para quitar el jabón o marcas de agua de los azulejos del baño también se puede hacer una mezcla de ¼ de taza de vinagre con ½ taza de bicarbonato sódico y 6 tazas de agua. Ponerlo en un recipiente con spray o aerosol para pulverizar directamente sobre la pared.
  • Dejar actuar durante unos 10-15 minutos y pasado el tiempo frotar las baldosas con una esponja para eliminar las manchas. Luego enjuagar con agua tibia usando un trapo limpio.

Cómo limpiar el espejo del baño

  • Este suele verse afectado por salpicaduras de agua, jabones, maquillaje, pasta de dientes, entre otros y para que la superficie del cristal no se dañe, se pueden aplicar estos trucos:
  • Una solución limpiadora casera que se elabora con 2 partes de agua con 1 de vinagre blanco. Ponerlo en un atomizador y agitar.
  • Pasar primero un paño seco por el espejo para quitar la suciedad y luego rociar la mezcla. Frotar con una hoja de papel de periódico arrugada. Luego secar con otra hoja de periódico para quitar toda la humedad.

Cuántas veces hay que limpiar el baño

Ahora bien, otra consulta muy frecuente entre los amantes de la limpieza es: ¿cada cuánto tiempo se debe limpiar el baño? Para empezar, diversos expertos recomiendan hacerlo, al menos, una vez por semana. No obstante, desde el sitio especializado brindaron los siguientes consejos:

  • Inodoro: limpiar todos los días
  • Lavabo: limpiar 2 veces por semana
  • Ducha: limpiar 2 veces por semana
  • Toallas: limpiar 1 vez a la semana

En cuanto a las esponjas, debes introducirlas en agua hirviendo por unos minutos a diario y lavarlas después de cada uso. Si te interesó ese artículo, puedes echarle un vistazo a las .

Cómo quitar el olor a humedad de las toallas

  • No las juntes con la ropa sucia. Este es un error que seguro cometes sin saberlo. Cuando tengas que lavar las toallas, hazlo de inmediato. La razón es porque al echarlas al cesto de la ropa sucia y dejarlas varios días mojadas esperando su lavado, seguro empeorará el problema. De hecho, aunque parezca que las toallas están secas, los tejidos sucios ya contienen gérmenes y bacterias que acrecientan este inconveniente.
  • Usa la cantidad correcta de detergente. Otro consejo es utilizar una cantidad moderada de detergente. Es cierto que estos productos facilitan la limpieza, no obstante, en exceso acabarán deteriorando los tejidos. Esto es así porque cuando quedan residuos de jabón en las toallas, aumentará la susceptibilidad a la hora de adquirir mal olor tras su utilización. El exceso de detergente es la razón de que la toalla pierda su capacidad absorbente.
  • Guárdalas de forma correcta. Después de eliminar el olor a humedad de las toallas, tendrás que mantenerlas limpias para evitar que reaparezca. Para ello, debes asegurarte de que están secas por completo cuando vayas a guardarlas. Por último, si descubres que tienes humedad en los armarios o cajones donde guardas tus prendas de vestir y toallas, puedes hacer bolsitas con sal, arroz o café y ponerlas dentro. Así reducirá la humedad.

Cómo limpiar las manchas de la pared

Debemos tener cuidado con los productos que elegimos para limpiar las manchas de la pared sin dañarla. Por ello, te mostramos los productos más eficaces y algunos consejos para limpiar las paredes.

  • Si la pintura es lavable, límpiala con agua tibia y un poco de jabón. Frota la mancha con una esponja humedecida haciendo movimientos circulares. Ni bien termines, moja solo con agua un trapo limpio y quita la suciedad. Sécala con otro paño limpio. Si esto no funciona, puedes añadir una cucharada de amoniaco por cada litro de agua y repetir todo el procedimiento.
  • En una pared blanca puedes cambiar el jabón neutro por lejía, ya que es más eficiente. Pero ten mucho cuidado ya que la lejía es un insumo mucho más agresivo, no la uses en paredes con color ni empapeladas, pues las dañarías. Usa guantes de látex para proteger tus manos.

Por qué debes tirar la sal al inodoro

En principio, mezcla en un recipiente 250 gramos de bicarbonato, la misma cantidad de sal y 25 gotas de aceite esencial. Tras conseguir la mixtura deseada, aplícala en la noche en el interior del retrete. A la mañana siguiente, debes hervir una olla con agua para volcarla en el inodoro y tirar de la cadena. Con esto, lo que lograremos es que el váter esté libre de bacterias y huela siempre agradable.

Cómo desatascar la ducha en cuestión de minutos

Vinagre y bicarbonato de sodio:

  • Esta combinación es sin duda una de las más efectivas para desatascar tuberías. Comienza vertiendo una taza de bicarbonato de sodio en el desagüe de la ducha y luego vierte lentamente una taza de vinagre caliente. La reacción química resultante puede ayudar a romper los bloqueos. Después de unos minutos, enjuaga con agua caliente para eliminar los residuos.

Agujero de drenaje de emergencia:

  • En algunas duchas, hay un agujero de drenaje de emergencia que puede ayudar a liberar el agua si el desagüe principal está obstruido. Busca este pequeño agujero generalmente ubicado en la pared de la ducha y retira la cubierta. Esto permitirá que el agua fluya hacia el desagüe principal y alivie temporalmente el problema.

Gancho para peluca o percha:

  • Si el bloqueo está cerca de la superficie, puedes intentar utilizar un gancho para peluca o una percha desplegada para eliminarlo. Inserta el gancho en el desagüe y gíralo suavemente para atrapar y sacar cualquier obstrucción.

Ventosa o desatascador:

  • Un desatascador de ducha o una ventosa también pueden ser útiles. Coloca la ventosa sobre el desagüe, asegurándote de que esté completamente sellada, y luego realiza movimientos de presión y tracción firmes para desalojar el bloqueo.

Ahora bien, quizás te preguntes cada cuánto tiempo es aconsejable usar este remedio casero. Los expertos recomiendan realizar esos pasos, al menos, una vez por mes para conservar el retrete en perfectas condiciones.

SOBRE EL AUTOR

Las notas firmadas como "Redacción MAG" son producidas por miembros de nuestra redacción.

Síguenos en nuestras redes sociales

Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas