Apilar vasos es común para ahorrar espacio, pero estos pueden quedar encajados y sin separarse. (Foto: Pexels)
Apilar vasos es común para ahorrar espacio, pero estos pueden quedar encajados y sin separarse. (Foto: Pexels)

Que no te suceda. Ya sea pr una mudanza o porque en el armario no hay mucho espacio, se suele apilar vasos uno encima del otro; sin embargo, esta práctica puede traer problemas y quedan encajados. ¿Tienes dos pegados y no los puedes separar? A continuación en Mag te dejamos estos que te ayudarán sin que se rompan. Toma nota.

Lo más común es moverlos un poco de un lado a otro para romper ese sello vacío y tener las dos unidades, pero no siempre es tan sencillo. Hay ocasiones en las que se guardan cuando todavía estaban húmedos o se hace mucha fuerza y quedan encajados. Intentar separarlos jalando puede ocasionar que terminen hechos añicos y te cortes.

Trucos para separar vasos encajados o pegados

Agua fría y caliente

  • En un recipiente coloca agua bien caliente.
  • Abre el grifo con agua fría y llena el vaso superior.
  • Coloca los vasos encajados en el recipiente y deja actuar por algunos segundos.
  • Esto hará que puedas desencajarlos sin mucho esfuerzo y sin romperlos.
  • El truco está en que la diferencia de temperatura entre los dos vasos hace que el inferior se expanda un poco y el superior se contraiga. Así quedan liberados.
  • Aplica este truco cuando estés seguro que los vasos soportan el agua caliente, sino pueden quebrarse en tus manos.

Hielo

  • Llena el vaso superior con hielo.
  • Pon ambos vasos en el interior del fregadero y abre el grifo con agua tibia.
  • Espera unos minutos para que el truco casero funcione, tal como explican desde.

Aceite de oliva

  • Otro truco casero consiste en aplicar un chorro de aceite de oliva en la unión de ambos vasos.
  • Este lubricante natural permitirá separarlos sin aplicar fuerza.

Cómo limpiar y dar brillos a las copas

1. Vinagre blanco

  • Después de usar las copas, lo más efectivo es agregar agua tibia para evitar que las manchas del vino se sequen y facilitar su lavado.
  • Si te olvidas de este paso necesario en el prelavado, lo puedes solucionar poniéndolas en remojo durante unos minutos con agua tibia y una gota de vinagre blanco.
  • Este truco también ayuda a que queden brillantes y resplandecientes, para lo que necesitarás secarlas con un paño de microfibra.

2. Algodón

  • Si queremos que las copas queden súper brillantes, luego de lavarlas hay que pasarles un algodón humedecido con agua y vinagre blanco.
  • Dejarlas secar al aire.


Síguenos en nuestras redes sociales: