Rábanos en buen estado y listo para su consumo. | Imagen referencial: Jo Lanta / Unsplash
Rábanos en buen estado y listo para su consumo. | Imagen referencial: Jo Lanta / Unsplash

Todos sabemos cómo son, que pertenece a la familia de las Crucíferas y que es una de esas hortalizas muy fáciles de cultivar en nuestro huerto urbano. Sin embargo, también es una de las más olvidadas por su aspecto y si se llega a consumir, por lo general, las personas lo el mismo día porque piensan que se malogrará al poco tiempo.

Como muchas otras de las verduras, los rábanos no se mantendrán frescos y crujientes por varios días si no se toma en cuenta ciertas consideraciones. Uno de ellos es guardarlos en bolsas de plásticos, pero no es la única manera.

En las siguientes líneas te diremos algunos trucos caseros para guardarlos por el mayor tiempo posible y así lo puedas usar en diferentes preparaciones durante la semana.

Cómo conservar los rábanos por más tiempo

El primer aspecto a considerar es, lógicamente, escoger uno que no esté muy maduro. Por ello es importante prestar mucha atención a su color y textura.

¿Cómo reconocer si está en buen estado? Debe tener un color rojo vivo, carnoso, una textura firme y lisa. Si te llevaste uno a casa con hojas, entonces apreciar si presenta un color intenso.

Otro truco muy útil es ponerlo en agua. Para esto necesitarás un bol con líquido y luego añadir los rábanos. Lo ideal es dejar las raíces dentro del agua para alargar su vida útil.

Si no te convenció la sugerencia mencionada, entonces te recomendamos cortar las hojas. Como se sabe, las hojas hacen que los rábanos duren mes tiempo, por eso, es importante cortarlas apenas uno llega a casa luego de las compras.

De otro lado, si cuentas con bolsas plásticas también puedes usarlas para conservarlas por más tiempo. Eso sí, debe estar perforada o con algunos agujeros para que los rábanos respiren y no se oxiden al poco tiempo.

Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas