Hay muchas plantas que resultan tóxicas para las mascotas. (Foto: Spiritze / Pixabay)
Hay muchas plantas que resultan tóxicas para las mascotas. (Foto: Spiritze / Pixabay)

Las plantas y flores son hermosas y dan al hogar un ambiente distinto y lleno de color; sin embargo, pueden resultar un verdadero peligro si tenemos o en casa, pues algunas de ellas contienen toxinas capaces de provocar vómitos, diarreas, fallos hepáticos o renales e, incluso, la muerte de la mascota. ¿Cuáles son las más perjudiciales?

Las plantas domésticas son muy decorativas y requieren de mucho cuidado para que se mantengan hermosas y vivas durante mucho tiempo, pero al haber un can en casa hay que tener mayor cautela, pues estos animales son curiosos y traviesos por lo que querrán morderlas, cavar agujeros en el jardín o buscar comer hojas para poder purgarse al sentir síntomas de indigestión.

Si el perro elige la planta equivocada, puede complicarse aún más su salud, pues ya sea en las hojas, flor, tallo o bulbo pueden estar esas toxinas que lo afectarán. Además, hay que estar alertas durante las visitas a los parques o jardines públicos para que no corran peligro.

Aquí te dejamos algunas plantas domésticas que es mejor no tener en casa o ponerlas en alguna maceta que no esté al alcance del perro o .

Tulipanes

Pueden causar vómitos, depresión, diarrea e hipersalivación en gatos, perros y caballos. Según ‘El Universo’, el bulbo del tulipán contiene alcaloides y glocósidos que son sustancias tóxicas para los animales, especialmente los felinos.

Narcisos

La sustancia que los convierte en tóxicos son los alcaloides licorina y galantamina que se encuentran principalmente en los bulbos de la planta. Puede provocar vómitos, salivación y diarrea y si se come en grandes cantidades, hasta una convulsión.

Los narcisos son un tipo de lila muy común que resulta tóxica para los perros. (Foto: Charlie Cool / Pixabay)
Los narcisos son un tipo de lila muy común que resulta tóxica para los perros. (Foto: Charlie Cool / Pixabay)

Lirios

A los gatos les puede causar insuficiencia renal. Los que tiene hoja blanca o roja son peligrosos al producir irritaciones de esófago, vómitos y diarreas.

Aloe Vera o sábila

Es muy común encontrarlas en algunas casas para usarse en tratamientos para el rostro; sin embargo, es muy peligrosa para los gatos y perros, sobre todo por el látex amarillento que se encuentra bajo la piel de sus hojas. Su ingesta ocasiona vómito, diarrea, espasmos, depresión y cambios en el color de la orina.

Claveles

Al ser ingeridos pueden causar malestar estomacal o una leve dermatitis en los animales.

Lilas

Son plantas muy comunes en jardines domésticos y públicos, pero son peligrosas para los gatos y resultan tóxicas para los perros que al consumirlas pueden sufrir malestar estomacal, depresión y temblores.

Ave del paraíso

Esta hermosa planta exótica se encuentra en los ramos de flores o en muchos jardines públicos, pero resulta también nociva para el perro al producir nauseas, vómitos y malestar.


¿Por qué mi perro se revuelca en el césped?

Es posible que te hayas dado cuenta de que tu engreído tiene un sentido del olfato bastante desarrollado, que es capaz de detectar todo tipo de aromas que para los humanos pasan desapercibidos. Cuando bañas a tu perro con su champú favorito, obviamente tu perro sentirá que su cuerpo no tiene “su olor”.

Por lo tanto, puede revolcarse sobre la hierba o rodar sobre la cama para que este peculiar aroma salga y huela a “perro” nuevamente. Por otro lado, si su perro percibe el olor de otro animal en el césped, puede fregarlo para captar el olor. Esto puede parecernos extraño, pero es una forma completamente natural de interacción en el “mundo de los perros”.

¿Por qué mi perro se revuelca en cosas asquerosas?

Si su perro está viviendo una vida sedentaria sin canalizar su energía a través de paseos, ejercicios, juegos y otras actividades que estimulan su mente y cuerpo, acumulará estrés y evidenciará esos síntomas de aburrimiento. Muchos perros encuentran en las revolcadas en el suelo una actividad perfecta para descargar su energía acumulada y aliviar la ansiedad que les produce esta rutina de poca actividad física.

En algunos casos extremos, los perros que sufren mucho estrés y ansiedad pueden obsesionarse con cosas que consideramos desagradables, como las heces y la orina. En estas situaciones, enfrentaremos serios problemas de comportamiento que deben tratarse con la ayuda de expertos en modificación del comportamiento.

Por qué mi perro estornuda

Resfriado

Los perros también pasan por este cuadro como los humanos y la irritación de las vías respiratorias superiores hacen que presenten tos o secreciones mucosas. Esta condición se le pasará en pocos días y de no ser así, es mejor llevarlo al veterinario.

Alergia

Si tu perro estornuda cuando come o está cerca del polen, polvo, flores, moho, hierba, humo del tabaco o productos de limpieza del hogar, puede ser alérgico a ellos y al estornudar busca eliminar las sustancias que han entrado por su nariz.

Enfermedades respiratorias

Un virus puede ser el causante de que tu perro tenga constantes estornudos. Para saber que está sufriendo este proceso hay que prestar atención a otros síntomas como ojos o glándulas linfáticas hinchados, tos, moco, dificultades para respirar o cansancio.

Esto es el indicador de que tu mascota puede estar padeciendo de asma, bronquitis, neumonía, faringitis, moquillo, entre otros males, por lo que si estornuda mucho y se ahoga, debe recibir tratamiento cuanto antes.

Cómo saber si tu perro o gato está enfermo

No todos los gatos y perros muestran de la misma forma que se encuentran mal o padecen dolor. Pero, ¿en qué debemos fijarnos y tener en cuenta para saber detectar si nuestro perro o gato está enfermo?:

Desánimo y desinterés

Uno de los primeros síntomas a tener en cuenta es si el gato o el perro reduce, de la noche a la mañana, su nivel de actividad o come menos. La apatía, la falta de interés y las pocas ganas de jugar o interaccionar con las personas pueden ser una primera señal de alerta.

Temperatura corporal

Gatos y perros tienen una temperatura corporal distinta a la de los humanos. Su temperatura corporal normalmente oscila entre los 38 y los 39 grados. Si se puede colocar el termómetro al animal, que no es fácil, y aparece un temperatura por encima de los 39, acude al veterinario de inmediato.

Observar los ojos

Es un buen indicador de su estado de salud. Hay secreciones lacrimales, no obstante, que son normales, siempre que no sean de color verde o amarillo. Hay razas más predispuestas a las secreciones lacrimales, como los perros yorkshire o el maltés.

Problemas digestivos

En los gatos no es raro que el animal vomite puntualmente. Otra cosa bien distinta es si el gato vomita cuando ingiere comida o incluso tan solo bebiendo agua. Si sucede esto, hay que acudir al veterinario.

Orina

Si el gato o el perro bebe constantemente agua y orina repetidamente, con mucha más frecuencia de la habitual, hay que ponerse en alerta y llevar al animal al veterinario. No es fácil de detectar, especialmente en verano, cuando los animales beben más agua.

VIDEO RECOMENDADO

La fidelidad de los gatos: ¿Tu minino realmente te quiere?

La fidelidad de los gatos: ¿Tu minino realmente te quiere?
Durante mucho, muchísimo tiempo, se ha dicho de los gatos domésticos que son animales muy convenidos. Pero

MÁS SOBRE MASCOTAS

TAGS RELACIONADOS