Una persona cocinando en una sartén. | Imagen referencial: Louis Hansel / Unsplash
Una persona cocinando en una sartén. | Imagen referencial: Louis Hansel / Unsplash

Para muchas personas, el uso de extra virgen en la se limita a agregar a las ensaladas o para enriquecer unas tostadas. Sin embargo, esto es una idea errónea porque solo estás aprovechando algunas de sus propiedades. Para sacarle el ‘máximo jugo’ en MAG te decimos cuatro razones por las que deberías empezar a preparar tus comidas con este milagroso aceite.

Durante mucho tiempo se ha creído que es un gran error utilizar aceites en la preparación de comidas, puesto que estos pueden ser perjudiciales para la salud al llegar a temperaturas altas.

En la mayoría de casos, efectivamente, ocurre. Pero esto no aplica en aceite de oliva extra virgen, ya que es óptimo por sus propiedades nutricionales: la vitamina E y los polifenoles, los cuales funcionan como antioxidantes naturales estupendos y ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Si con lo mencionado no te convenció o no te quedó claro, no te preocupes. En las siguientes líneas te decimos algunas razones por las que deberías considerar cocinar a partir de ahora con aceite de oliva extra virgen.

Por qué cocinar con aceite de oliva

Una de las razones es por que es un gran aliado en tu salud cardiovascular y esto principalmente por los polifenoles. Estas sustancias ayudan a moderar los niveles de colesterol malo y la presión arterial de manera natural.

Por otro lado, también es perfecto como impulso a tu salud cerebral. ¿Qué queremos decir al respecto? La protección de los vasos sanguíneos que provoca en nuestro organismo el aceite de oliva extra virgen, también tiene incidencia directa en los vasos del cerebro y ello, principalmente, ayuda a retrasar la oxidación.

En tanto, estudios demuestran que las grasas saludables y los antioxidantes presentes en el aceite de oliva extra virgen reducen los niveles de marcadores inflamatorios.

Como se sabe, la inflamación crónica es una de las causas por las que las personas contraen enfermedades cardiacas y patologías como la diabetes tipo 2, obesidad y cáncer.

Por último, el aceite de oliva extra virgen es perfecto para proteger tu hígado e intestinos. Los ácidos grasas de este aceite ayudan a prevenir la resistencia a la insulina del hígado.

¿Este truco casero te pareció interesante y aprendiste un poco más sobre la limpieza y el cuidado de tu hogar sin invertir mucho dinero? Como este ‘hack’, hay otro tipo de utilitarios que serán de tu. Te invitamos a conocerlos y ponerlos en práctica. Para ello, solo tienes que entrar en el : más trucos caseros en Mag, y listo. ¿Te animas?

Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas