Pastel de queso sobre plato de cerámica blanca. (Imagen: Kezia Lynn / Pexels)
Pastel de queso sobre plato de cerámica blanca. (Imagen: Kezia Lynn / Pexels)

El pastel de queso es uno de los más populares en todo el mundo. De hecho, resulta una opción muy interesante después de una buena comida familiar. Por eso mismo, te dejamos las claves para elaborar este cheesecake de manera perfecta, fácil y, sobre todo, rica.

La galleta adecuada para hacer tarta de queso

Antes de nada, lo mejor es comprar las galletas Digestive para lograr una base crujiente y sabrosa, pues aportan un toque especial y encajan perfectamente con la textura del delicioso pastel. Eso sí, los expertos recomiendan usar solo la mitad del paquete.

Receta sencilla de pastel de queso

En cuanto al proceso de elaboración de la tarta de queso, lo primero que necesitas hacer es colocar la mantequilla en el microondas para que se funda, según explican desde .

Mientras tanto, debes machacar las galletas y echarles la mantequilla. También aprovecha para rallar la cáscara de un limón. Cuando tengas lista la mezcla, ponla en un molde redondo de pastelería. No olvides de proteger la base del recipiente con papel de horno.

Después de extender lo mejor posible esta masa, déjala en la nevera durante unas horas. Ahora bien, en otro bol de tamaño medio, mezcla las yemas de cuatro huevos con 75 gramos de azúcar blanca. ¿Y las claras? Se usarán para montarlas.

Una vez que las yemas estén emulsionadas, incorpora el queso crema estilo philadelphia y la nata líquida. Luego, vierte la mezcla con las claras sobre el molde del base de las galletas.

Tras este paso, introduce el molde al horno por 50 minutos. La temperatura adecuada serán los 180 grados. Transcurrido ese tiempo, retíralo y espera que enfríe unos cuantos minutos para ponerlo en el frigorífico. Ya solo quedaría disfrutar de esta tarta.


Síguenos en nuestras redes sociales:


Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas