MDN
Trucos caseros para lavar tus calcetines con manchas negras usando sal

Si tienes un hijo de seguro en más de una ocasión has querido tirar a la basura sus calcetines antes de enfrentarte a la ardua tarea de lavarlos. Esta situación también sucede cuando caminas descalzo y el piso no está del todo limpio, por el paso del tiempo que deteriora la prenda o porque los zapatos los tiñeron de otro tono. Para decirle adiós a las manchas negras existen diversos y hoy desde Mag te explicamos por qué debes echarle sal. Así que toma nota.

Mira también:

Es común que las medias pierdan su calidad y buena presencia con los contínuos usos, algo que las hace ver percudidas y que ocasiona que muchos busquen cambiarlas por unas nuevas, usarlas como trapo viejo o en otras labores de limpieza en el hogar.

Si no quieres pasarte varios minutos tallando a mano con jabón o detergente, te contamos que existe un truco casero que te permitirá lucir tus calcetines como nuevos y sin temos a quitarte los zapatos fuera de tu hogar.

Por qué usar sal para lavar los calcetines

La cocina, el inodoro, la ropa, los vasos, , entre otros artículos o lugares de tu casa se pueden limpiar con sal, ¿por qué? Pues se trata de un producto muy efectivo para absorber el agua, algo que ayuda a eliminar manchas, y es abrasiva, por lo que no hay que frotar para quitar la suciedad.

Si hablamos de ropa, la sal es ideal para evitar que la plancha se pegue a las telas, elimina las manchas de óxido, sudor, sangre o vino y hasta abrillanta los colores en tus camisetas al lavarlas.

Y es que este mineral o condimento tiene propiedades astringentes por lo que ayuda a remover la grasa y la suciedad de fibras como la tela de los calcetines.

Ten siempre a la mano un poco de sal cuando vayas a lavar tu ropa, te sorprederá sus beneficios. (Foto: mkupiec7 / Pixabay)
Ten siempre a la mano un poco de sal cuando vayas a lavar tu ropa, te sorprederá sus beneficios. (Foto: mkupiec7 / Pixabay)

Cómo usar la sal para quitar manchas negras

¿Lavas los calcetines de colores claros y continúan viéndose sucios? Eso significa que están percudidos, pero tranquilo, aquí te traemos la solución. Lo primero que debes saber es que es mejor darles la vuelta al meterlos a la lavadora, además, deben ir con prendas con tejidos y suciedad similares. Nunca los mezcles con prendas delicadas o mezclilla.

Sabiendo esto, para manchas negras o muy difíciles de quitar, este truco es ideal. Hay que llenar un recipiente con un buen chorro de vinagre, detergente líquido y media taza de sal. Agrega también un poco de agua.

Una vez lista la preparación, incorpora los calcetines y déjalos en remojo toda la noche. Al día siguiente lávalos de manera habitual.

Si tu problema pasa porque tus calcetines están percudidos, también puedes aplicar un truco casero que consiste en verter 1 litro de agua en una cubeta y agregar 5 cucharadas de sal. Mezcla bien y coloca tus medias en remojo durante 30 minutos. Después de este tiempo, sácalas, enjuágalas con agua fría y déjalas secar.

¿Qué pasa si lavo mi ropa con sal?

La sal tiene la cualidad de aumentar la pigmentación del tinte en la ropa, lo que permitirá que dure más tiempo y que los tejidos no se dañen.

Añadir 1/2 taza de sal de mesa a la ropa negra cuando ya está dentro de la lavadora, antes de iniciar el ciclo, ayudará a que su color oscuro no se desvanezca, es decir, que le dará más brillo y su tonalidad no bajará. No olvides usar el ciclo de agua fría y colocar las prendas al revés para evitar la fricción con otras fibras.

¿Cómo evitar que las prendas destiñan usando sal?

El truco de la sal es uno de los más usados. Se trata de coger un balde con dos litros de agua fría, agregar media taza del ingrediente de cocina y mezclar bien. Después introducir en este la ropa negra (del revés) que queramos evitar que se destiña, y siempre antes de meterla a la lavadora. Este proceso lo puedes usar para ropa negra o de cualquier color y sus propiedades protegerán los tejidos impidiendo que pierdan su tono. Deja en remojo entre 20 minutos y media hora. A continuación tendrás que lavarlas con mucha agua y un jabón neutro, como de costumbre.

Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas