Mueble antiguo de madera. (Foto: Pexels)
Mueble antiguo de madera. (Foto: Pexels)

¿Has visto algún antiguo de madera que te guste, pero no te atreves a comprarlo porque luce apagado o viejo? Pueden tener mejor aspecto y durar más con una limpieza a fondo y una restauración rápida. Podría haber verdaderas joyas en esa clase de mobiliario. Eso sí, la madera debe estar en buen estado si quieres hacerte de uno. Así que toma nota.

Mira también:

La ventaja de los muebles antiguos es que la madera utilizada para fabricarlos tiene una gran capacidad de resistencia, lo que permite conservarlos durante muchos años. Sin embargo, es probable que no luzcan tan bonitos si llevan tiempo guardados. Hoy en Mag te contamos cómo limpiar los muebles antiguos de madera para que te duren más años.

Qué productos usar para su limpieza

Según el blog de Mapfre, se aconseja limpiar la madera envejecida con aguarrás y amoniaco. Como estos productos contienen ingredientes potentes, debes utilizarlos en una zona bien ventilada de tu casa y con precaución.

Llena un tarro de cristal con un poco de aguarrás y una pizca de amoniaco. Aplica después la mezcla a sus muebles y déjala actuar unos minutos para eliminar por completo la suciedad. La acumulación de cera de los años también se eliminará durante esta limpieza. A continuación, los restos de amoniaco deben eliminarse con agua y jabón neutro. Para que el mueble quede totalmente restaurado tras este lavado inicial, la madera debe secarse durante unos días.

Cómo lijar e hidratar

Debes utilizar papel de lija para nutrir el material y que el mueble no resulte áspero al tacto. Puedes lijar la madera una vez pasados esos dos días aproximadamente, pero de forma gradual. Primero, lija toda la superficie del mueble con una lija muy fina (240) hasta que notes que está lisa. Debes utilizar una lija de grano entre 400 y 600 para borrar los desperfectos que queden. Este proceso final es crucial para que la madera esté lista para la hidratación.

¿Cómo se deben hidratar los muebles de madera? Aplicar aceite con una brocha puede ayudarte a hidratar la madera en profundidad, así que házlo primero antes de dejarla secar. Será necesario sellar e impermeabilizar el poro con una segunda capa de aceite y una lanza de acero. Se debe utilizar aceite de teca si el mueble se va a dejar en el exterior y expuesto al sol. El aceite de linaza es preferible si se va a cocinar en el interior.

Cómo sacarle brillo

Una vez hecho esto, es el momento de pulirlo con el abrillantador final, que también te garantizará que la junta selle correctamente. Para evitar que la superficie adquiera un acabado pegajoso, aplica cera en capas finas. A continuación, se puede barnizar la madera con un cepillo de cerdas naturales. Utiliza trapos de algodón para limpiar los restos después de varias pasadas. Tras completar este último paso, comprobarás que tus muebles están más limpios, más hidratados y tienen un acabado brillante.

¿Este truco casero te pareció interesante y aprendiste un poco más sobre la limpieza y el cuidado de tu hogar sin invertir mucho dinero? Como este ‘hack’, hay otro tipo de utilitarios que serán de tu agrado. Te invitamos a conocerlos y ponerlos en práctica. Para ello, para más trucos caseros en Mag, y listo. ¿Te animas?

TAGS RELACIONADOS

Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas