En busca de una solución ante la pandemia de coronavirus,  un grupo de médicos utiliza una antigua técnica para dar una esperanza a las personas que corren el riesgo de morir por el COVID-19.  (Foto: Reuters)
En busca de una solución ante la pandemia de coronavirus, un grupo de médicos utiliza una antigua técnica para dar una esperanza a las personas que corren el riesgo de morir por el COVID-19. (Foto: Reuters)

En la incansable carrera que nos lleve a conseguir una cura contra el , la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha decidido apostar por dos tratamientos: plasma convaleciente y globulina hiperinmune. Para ello es necesario tener donaciones de sangre de personas que se recuperaron del .

MIRA: COVID-19 en USA: ¿Cómo averiguar el estatus de tu depósito por coronavirus?

"Esta es un área importante de investigación: el uso de productos hechos de la sangre de un paciente recuperado para tratar potencialmente el COVID-19”, señaló Stephen Hahn, el comisionado de la FDA, en un comunicado.

Como se sabe, que ha obligado al menos a tres cuartas partes de la población mundial ha acatar la cuarentena obligatoria. Durante la primera semana de abril, la FDA autorizó ensayos y el uso simultáneo de estos tratamientos —plasma convaleciente y globulina hiperinmune— derivados de pacientes recuperados del COVID-19. Estos tratamientos ya se están probando en al menos 100 hospitales estadounidenses de varios puntos, entre los que destacan Nueva York, Texas, Florida y Wisconsin.

MIRA: Censo USA 2020: ¿Qué hacer si no lo pude responder dentro de la fecha?

El plasma convaleciente no es una técnica nueva, tiene más de un siglo. Hay datos de que en la pandemia de la gripe de 1918 se usó en más de 1.700 personas. En los inicios del presente siglo también fue una alternativa para enfrentar otras epidemias causadas por otros coronavirus: en 2003 se usó contra el síndrome respiratorio agudo grave (SARS) y en 2012 contra el síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS).

Sin embargo, este no es un tratamiento definitivo. Solo se hicieron estudios en casos directos, sin grupos de control, por ello se convirtió en una prueba anecdótica. Igualmente sucede ahora, ya que se está empleando directamente en pacientes con COVID-19, quienes también han recibido altas dosis de antivirales. Por eso era importante que la FDA aprobara el Proyecto Nacional de Plasma Convaleciente COVID-19.

¿Cómo funciona el plasma convaleciente contra el COVID-19?

Cuando una persona tiene una infección, su sistema inmunológico reacciona creando anticuerpos para defender todo el organismo. Cuando este paciente se recupera, los anticuerpos quedan almacenados en el plasma durante semanas e incluso años, en caso de un nuevo ataque de los virus.

Como se sabe, el plasma es el suero que queda luego de que se hayan removido los glóbulos rojos, las plaquetas y otros componentes de la sangre. La terapia del plasma convaleciente consiste en hacer una transfusión de este líquido al enfermo para que así pueda recibir los anticuerpos que vencieron al coronavirus en el cuerpo del donante.

Cabe destacar que el plasma convaleciente es un tratamiento pasivo, ya que los anticuerpo prestados no llegan a durar un año o la vida entera. Estos solo se quedan por un episodio breve en el cuerpo del infectado, pueden permanecer ahí entre semanas y meses mejorando el diagnóstico ayudando en el proceso de recuperación.

MIRA: Coronavirus en USA: ¿qué opciones hay para los emprendedores y pequeños negocios?

CoronaCorps: un ejército de solidaridad contra el nuevo coronavirus

Con más de 3 millones de infectados en todo el mundo, la preocupación por achatar la curva crece. El biólogo Peretz Partensky, propuso en que los recuperados de COVID-19 son “los candidatos ideales para una idea esperanzadora, el CoronaCorps, un ejército civil que puede llenar los vacíos en los servicios públicos, aislar a aquellos vulnerables a la infección, ayudar a trazar el mapa de la propagación del virus y dar un respiro a nuestro sistema médico”. Este hombre de ciencia estudia lo que denominó el “sistema inmunológico global”.

Debido al vertiginoso crecimiento de la curva de contagios y muertes causadas por el coronavirus la ciencia se encuentra en pie de guerra. ante ello Partensky plantea que es necesario “identificar tantos individuos inmunes como sea posible, certificar su inmunidad de manera oficial e interoperable y desplegarlos en posiciones de máxima utilidad”.

Unas de las primeras celebridades que contrajo el COVID-19 y logró recuperarse fueron Tom Hanks y Rita Wilson, su esposa. El matrimonio se encontraba en Australia durante una grabación del artista cuando se enfermaron. Tras ponerse en cuarentena, regresaron a su hogar en Los Ángeles a fines de marzo.

Hace una semana, el actor estadounidense fue invitado al podcast de NPR “Wait Wait…Don’t Tell Me!”, donde dijo que tanto él comos u esposa se ofrecieron como voluntarios para donar su sangre y plasma para la investigación de coronavirus.

¿Cómo se contagia el coronavirus?

El COVID-19 se contagia por el contacto de una persona sana con otra que esté infectada. Esta enfermedad se propaga de persona a persona mediante las gotículas procedentes de la nariz o boca cuando el que se encuentra enfermo tose o exhala.

En muchos casos, estas gotículas caen sobre objetos o superficies, que después tocan otros individuos y se llevan a la nariz, ojos o boca cuando pasan sus manos por la cara.

¿Cómo prevenir la propagación del coronavirus?

Para reducir la probabilidad de contagio existen varias maneras. Las principales son:

· Lavarse las manos con agua y jabón por 20 segundos y usar alcohol o gel desinfectante.

· Mantenerse a una distancia mínima de 1 metro de cualquier persona.

· Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, debido a que las manos al palpar muchos objetos y superficies pueden recoger el virus.

· Mantener una buena higiene respiratoria: si tose o estornuda deberá cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel, que deberá desecharse de inmediato.

· Permanecer en casa si no se encuentra bien. En caso tenga fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y siga las instrucciones que le de personal de salud.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Estados Unidos: Bañistas acuden a playas de California pese a la pandemia

TE PUEDE INTERESAR