Los jóvenes del DACA se han visto excluidos de las becas especiales otorgadas ante la pandemia de coronavirus en las universidades. (Foto de archivo: Reuters)
Los jóvenes del DACA se han visto excluidos de las becas especiales otorgadas ante la pandemia de coronavirus en las universidades. (Foto de archivo: Reuters)

En este contexto de el Gobierno del presidente de , Donald Trump, ha puestos serias restricciones a los inmigrantes indocumentados en su país, con excepción de quienes se dediquen a la actividad agraria. Es en este marco, que los jóvenes del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) se han visto perjudicados, ya que las autoridades norteamericanas los han vetado de las becas universitarias de emergencia aprobadas por el Congreso dentro del paquete de rescate de 2.2 billones de dólares para aliviar el impacto del .

MIRA: ¿Cuáles son las ayudas ofrecidas en Estados Unidos para pagar alquiler o hipoteca durante la crisis por el coronavirus?

El DACA fue lanzado en 2012 por el entonces presidente Barack Obama mediante una orden ejecutiva (decreto presidencial). Este programa busca proteger de la deportación y conceder permisos de trabajo a inmigrantes que fueron traídos a Estados Unidos de forma ilegal cuando aún eran menores de 16 años de edad.

Los beneficiarios del DACA son conocidos como ‘dreamers’, se calcula que son 790.077 inmigrantes, de los cuales cerca del 80% son mexicanos. Para calificar en el programa, los inmigrantes deben seguir una serie de requisitos:

  • Demostrar haber entrado a territorio estadounidense sin haber cumplido 16 años.
  • Haber residido en Estados Unidos sin interrupción durante varios años.
  • No haber cometido delitos durante su estadía en EE. UU.
  • Ser menor de 31 años de edad al 15 de junio de 2012.

Quienes cumplan con estas medidas, quedan registrados en el Seguro Social y automáticamente obtienen protección de ser deportados, ya que son considerados casos de baja prioridad para la deportación, una clasificación determinada por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Entre otros grandes beneficios del DACA está la posibilidad de obtener un permiso de trabajo, becas de estudio, la posibilidad de pagar impuestos, viajar dentro y fuera de Estados Unidos, abrir un crédito, obtener una licencia de conducir, aplicar para préstamos, comprar o alquilar inmuebles, comprar un carro y tener tarjetas de crédito. Todo esto es posible durante tres años consecutivos, al cabo de los cuales el beneficio puede ser renovado. Quienes se acojan al plan deben pagar una tarifa de 465 dólares.

MIRA: ¿De qué depende el día exacto en que se recibirá el pago de ayuda por COVID-19?

Una historia de desamor entre Trump y el DACA

Como se recuerda, la administración Trump no ha tenido una historia muy afín al DACA. En setiembre de 2017, el Gobierno anunció su intención de cerrar el programa, ante ellos los jueces de tribunales inferiores intervinieron impidiendo que la administración lograra su cometido.

Poco más de un año después, en noviembre de 2018, un tribunal federal de apelaciones confirmó un fallo que impidió que el presidente Donald Trump lograra ponerle fin al DACA. De esta forma el programa siguió vigente. No contentos con el resultado, la administración Trump solicitó que el fallo fuera revisado por la Corte Suprema.

Finalmente en enero de 2019, con el DACA vigente porque la Corte Suprema de Justicia nunca emitió una decisión, Trump propuso extender las protecciones del programa por tres años (antes era por dos años) para los beneficiarios del DACA y personas con Estatus de Protección Temporal a cambio de fondos para construir su famoso muro fronterizo.

MIRA: Coronavirus en USA: ¿Qué opciones hay para los emprendedores y pequeños negocios?

Gobierno excluye a los beneficiarios de DACA de las becas universitarias de ayuda por coronavirus

En marzo el Congreso estadounidense aprobó el paquete de rescate más fuerte de su historia moderna, 2.2 billones de dólares para el alivio del impacto del coronavirus. De este monto, 6.000 millones de dólares han sido destinados para becas con las que se busca apoyar a los estudiantes cubriendo los gastos imprevistos derivados de la pandemia.

La normativa del Departamento de Educación sugería que los centros educativos tendrían flexibilidad para distribuir el dinero entre sus estudiantes. Sin embargo, la secretaria de Educación, Betsy DeVos, introdujo la restricción en las nuevas normas publicadas el martes.

La nueva regulación detalla que solo los estudiantes que pueden optar a otras ayudas federales de educación podrán recibir las becas. Con estas nuevas disposiciones, los beneficiarios de DACA y otros estudiantes extranjeros han sido excluidos de poder ser beneficiados con esta ayuda.

Se estima que más de un millón de alumnos internacionales están matriculados en universidades estadounidenses, además más de 400.000 estudiantes entraron de forma ilegal. Todos ellos quedarían fuera del beneficio de las becas otorgadas ante la pandemia.

Ante ello, algunas universidades han rechazado el estímulo financiero. Tras saberse el cambio en la normativa, el miércoles la Universidad de Princeton anunció que rechazaría los 2.4 millones de dólares que le correspondían de la ayuda por el COVID-19, por esa cláusula. Por su parte, la Universidad de Harvard se pronunció en contra de este cambio y señaló que rechazaría 8.7 millones de dólares en ayudas.

Mientras tanto, trabajadores de la Universidad de California, Riverside, estimaban tener unos 600 estudiantes beneficiarios del DACA. Ante la nueva normativa del programa federal, los empleados de este centro de estudio anunciaron que recurrirán a otras fuentes de ingresos para ayudar a los estudiantes excluidos.

MIRA: COVID-19 en USA: ¿Cómo averiguar el estatus de tu depósito por coronavirus?

¿Cómo se contagia el coronavirus?

El COVID-19 se contagia por el contacto de una persona sana con otra que esté infectada. Esta enfermedad se propaga de persona a persona mediante las gotículas procedentes de la nariz o boca cuando el que se encuentra enfermo tose o exhala.

En muchos casos, estas gotículas caen sobre objetos o superficies, que después tocan otros individuos y se llevan a la nariz, ojos o boca cuando pasan sus manos por la cara.

¿Cómo prevenir la propagación del coronavirus?

Para reducir la probabilidad de contagio existen varias maneras. Las principales son:

· Lavarse las manos con agua y jabón por 20 segundos y usar alcohol o gel desinfectante.

· Mantenerse a una distancia mínima de 1 metro de cualquier persona.

· Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, debido a que las manos al palpar muchos objetos y superficies pueden recoger el virus.

· Mantener una buena higiene respiratoria: si tose o estornuda deberá cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel, que deberá desecharse de inmediato.

· Permanecer en casa si no se encuentra bien. En caso tenga fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y siga las instrucciones que le de personal de salud.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Estados Unidos: dos gatos dan positivo al Covid-19

TE PUEDE INTERESAR