El flan es un postre casero delicioso e ideal para una ocasión especial. (Foto: Pixabay)
El flan es un postre casero delicioso e ideal para una ocasión especial. (Foto: Pixabay)

Una preparación que puedes hacer en casa. La crema de coco es como una crema pastelera o la crema de limón por lo que incluirla en diversas es muy delicioso para así darle mayor sabor a los . Una de las más conocidas es el flan de crema de coco con caramelo. ¡Anímate a hacerla!

MIRA: Por qué NO se debe guardar la leche en la puerta de la refrigeradora

La textura de este ingrediente se une al caramelo casero para lograr un dulce muy original y rápido de preparar para ponerle un broche de oro al almuerzo o disfrutarlo en la merienda. Aquí te dejamos el paso a paso para hacer este y saborear en cualquier ocasión especial.

MIRA: El truco para saber si los huevos que compraste son frescos o no

Ingredientes

[inicio-ingredientes]

  • 290 gr de azúcar
  • 125 ml de agua
  • 375 ml de leche de coco
  • 375 ml de
  • 4
  • 25 gr de coco rallado
  • Vainilla

[fin-ingredientes]

Preparación

[inicio-instrucciones]

  1. Para preparar el caramelo casero poner en un sartén antiadherente el agua con 90 gr de azúcar. Dejar que se cocine hasta que haya cogido color dorado. Echarlo en los moldes individuales o molde grande que se haya elegido.
  2. Para el flan hay que poner en una olla al fuego la leche de coco, la leche convencional, la vainilla y dejamos que empiece a hervir.
  3. Cuando esto suceda retirar la vainilla y apartar del fuego. Reservar.
  4. En un recipiente batir los huevos e incorporar el resto de azúcar. Mezclar los ingredientes hasta que estén perfectamente fusionados.
  5. Dejar que la leche se enfríe un poco antes de añadir los huevos con el azúcar. Es importante que vaya mezclándose sin cuajar los huevos para que no queden grumos.
  6. Rellenar con esta base los moldes. Ponerlos en el horno al baño maría a unos 160º por unos 35 minutos. Cuando se ve que cuajó, ya estarán listos para retirar.
  7. Dejar enfriar para desmoldar. Decorar con un poco de nata y coco rallado por encima.

[fin-instrucciones]

Ficha

Dificultad: fácil

Tiempo: 55 fácil.s..

Porciones: 6.

5 ERRORES QUE COMETEMOS AL HORNEAR PASTELES

En tiempo de cuarentena, hornear se ha vuelto en una técnicas de cocinas más empleadas en los hogares. Ya sea para tener pan caliente en la mañana, disfrutar de un queque en el brunch o una pizza en la cena, las personas están haciendo uso de este electrodoméstico de su cocina con mayor intensidad; sin embargo, no siempre se hace bien y es aquí donde los errores aparecen.

Para muchos solo basta con mezclar los ingredientes en un recipiente, precalentar el horno, ingresarlo y esperar a que esté. Nada más alejado de la realidad.

Tener presente la exactitud en las medidas de los ingredientes, la temperatura adecuada de calor y los utensilios correctos harán que tus recetas sean exitosas. Además, alejar los errores que te mencionaremos a continuación para que tu experiencia en el horneado sea la mejor.

No usar ingredientes a temperatura ambiente: En el caso de los huevos o la margarina, este es un punto que nunca debes obviar. Si la receta pide que los ingredientes tengan esa temperatura, hay que respetarlo, pues de no hacerlo podrías tener inconvenientes en la textura final de tu plato.

Dejar de lado la batidora: La clave para que una receta horneada salga perfecta es respetar las instrucciones. Si dice batir a mano hazlo así, pero si dice que se requiere de una batidora, no dejes de activarla.

Usar productos vencidos: Hay ciertos ingredientes que aún se puede usar luego de expirar, como la harina, pero hay otros que evidentemente pierden sus propiedades originales. Esto sucede con el polvo de hornear y el resultado será que tu queque no quede esponjoso.

No regular la temperatura del horno: Uno de los principales errores al hornear es no regular cuando se usan bandejas oscuras, pues mientras más oscura sea una superficie, absorberá calor con mayor intensidad. Es recomendable disminuir la temperatura de la receta y con eso lograrás el punto exacto de cocción.

Abrir la puerta del horno: Este es un gran error y el que más se comete. Hay preparaciones que son muy delicadas y el ligero cambio de temperatura las malogrará. Lo mejor es monitorearlas usando el vidrio y llevar una correcta medida del tiempo.

Hornear no es una tarea sencilla, pues hay que estar pendientes de muchos detalles para no cometer errores. (Foto: pexels)
Hornear no es una tarea sencilla, pues hay que estar pendientes de muchos detalles para no cometer errores. (Foto: pexels)

¿Cómo ahorrar dinero al cocinar? 5 trucos que te ayudarán

Muchas veces ahorrar es mucho más fácil de lo que creemos. La clave es comprar bien y barato, planificar lo que se hará en la cocina y no desechar nada. Recurrir a alimentos económicos y sanos como las verduras y preparar en cantidad, siempre pensando en nuestro presupuesto de guerra.

Al final casi todo se resume en cocinar más y comprar menos productos elaborados. Pero para quienes prefieran una guía un poco más minuciosa, hemos preparado algunos consejos bien sencillos de empezar a aplicar ya mismo. Apunta estos trucos y aplícalos la próxima vez que vayas al mercado.

Evita las verduras ya cortadas: Ser un poco perezoso en la cocina suele salir caro, así que a la hora de ahorrar lo primero es tener un cuchillo y demostrarte a ti mismo que eres capaz de cortar esa cebolla o zanahoria. No te harás millonario, pero si practicas mucho eso del corte puede que te ahorres algunos centavos para un gustito.

Nada de desechar verduras y frutas: cremas y batidos: Aquí no se desperdicia nada, como diría la abuela, y más si queremos ahorrar. Las frutas y verduras que estén un poco marchitas pueden tener una segunda vida en forma de sustanciosas cremas y refrescantes batidos. ¿Un plátano mustio? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido.

Haz caldos: No sólo como ingrediente para otras preparaciones, sino para improvisar una sopa salvadora. Comprarlo hecho no siempre es buena idea. Pon un día la olla y preparar unos litros de caldo para, de paso, aprovechar algunas de esas verduras que ya no están para aguantar más tiempo.

Las verduras que estén un poco mustias pueden tener una segunda vida en forma de caldo. (jenvit keiwalinsarid | Pexels)
Las verduras que estén un poco mustias pueden tener una segunda vida en forma de caldo. (jenvit keiwalinsarid | Pexels)

Busca productos de temporada: El sentido común es básico a la hora de hacer las compras y pensar en el menú de la semana o el mes. Si somos de ir al mercado será fácil saber qué está de temporada porque será lo más económico. A partir de ahí, sólo hay que pensar qué cocinar con eso que hemos comprado a buen precio en el supermercado.

Cortes de carne más baratos: Ser carnívoro también es compatible con ahorrar. Es más cuestión de saber comprar que de saber cocinar y tener claro que no siempre los cortes más caros son los más exquisitos. ¿Has probado los contramuslos de pollo? Mucho más barato y sabrosos para, por ejemplo, acompañar con un cremoso puré de papas.

Siempre verduras y frutas de temporada. (Engin Akyurt | Pexels)
Siempre verduras y frutas de temporada. (Engin Akyurt | Pexels)

VIDEO RECOMENDADO

Aprende a preparar Suspiro a la Limeña

Por el aniversario de Lima: Aprende a preparar Suspiro a la Limeña

TE PUEDE INTERESAR

MÁS VIDEOS

¿Es bueno o malo comer fruta como postre?

¿Es bueno o malo comer fruta como postre?

Torta selva negra

Receta Torta Selva Negra

TAGS RELACIONADOS

Contenido Sugerido

Contenido GEC

No te pierdas

Flan de espárragos
Recetas

Flan de espárragos

Una entrada ligera con espárragos, jamón y alverjas en el relleno, ideal para la primavera ...