Tacos gobernador. (Kirk K|Flickr)
Tacos gobernador. (Kirk K|Flickr)

La tiene una infinidad de platos que ofrecernos. Esta sencilla se puede preparar para un almuerzo informal de fin de semana con la familia o los amigos. Unos tacos gobernador al más puro estilo mexicano. Estos tacos van rellenos con queso fundido y camarones guisados con chipotle, cebolla y jitomate. Y son muy fáciles de .

MIRA: Pastel azteca

Tacos gobernador: ingredientes

[inicio-ingredientes]

  • 500 gramos de camarones
  • 1 cucharada de aceite de aguacate
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento morrón rojo
  • 2 jitomates saladet
  • 1 cucharadita de chile chipotle en polvo
  • 1 pizca de orégano seco molido
  • 8 de maíz
  • 250 gramos de manchego
  • 2
  • Mayonesa de chipotle
  • Sal y pimienta negra molida

[fin-ingredientes]

MIRA: Tacos de chuleta ahumada

Tacos gobernador: preparación

[inicio-instrucciones]

  1. Calienta el aceite en un sartén a fuego medio. Agrega la cebolla y el pimiento morrón picados, y sofríe durante 6 minutos. Agrega los jitomates picados y sofríe por alrededor de 3 minutos.
  2. Incorpora los camarones y cocina durante 3 minutos o hasta que tomen un tono rosado, luego agrega el chipotle en polvo, orégano, sal y pimienta. Cocina por 3 minutos más. Retira del fuego.
  3. Calienta un comal a fuego medio. Acomoda 4 tortillas en el comal caliente y cocina durante 1 o 2 minutos, voltea y coloca 1/8 del queso sobre cada tortilla; permite que se derrita. Agrega 2 cucharadas del guiso de camarón sobre cada tortilla y dobla como si fueran quesadillas.
  4. Cocina, volteando conforme sea necesario, hasta que el relleno y las tortillas queden al punto deseado. Coloca sobre un plato y cubre.
  5. Repite el procedimiento con el resto de las tortillas, queso y camarones. Sirve los tacos y acompaña con limón y mayonesa de chipotle.

[fin-instrucciones]

Tacos gobernador: ficha

Dificultad: medio.

Tiempo: 40 minutos.

Porciones: 8.

TRUCOS DE COCINA QUE TE AYUDARÁN A AHORRAR

Evita las verduras ya cortadas

Ser un poco perezoso en la cocina suele salir caro, así que a la hora de ahorrar lo primero es tener un cuchillo y demostrarte a ti mismo que eres capaz de cortar esa cebolla o zanahoria. No te harás millonario, pero si practicas mucho eso del corte puede que te ahorres algunos centavos para un gustito.

Nada de desechar verduras y frutas: cremas y batidos

Aquí no se desperdicia nada, como diría la abuela, y más si queremos ahorrar. Las que estén un poco marchitas pueden tener una segunda vida en forma de sustanciosas cremas y refrescantes batidos. ¿Un plátano mustio? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido.

¿Unas fresas mustias? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido. (PhotoMIX | Pexels)
¿Unas fresas mustias? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido. (PhotoMIX | Pexels)

Haz caldos

No sólo como ingrediente para otras preparaciones, sino para improvisar una sopa salvadora. Comprarlo hecho no siempre es buena idea. Pon un día la olla y preparar unos litros de caldo para, de paso, aprovechar algunas de esas verduras que ya no están para aguantar más tiempo.

Busca productos de temporada

El sentido común es básico a la hora de hacer las compras y pensar en el menú de la semana o el mes. Si somos de ir al mercado será fácil saber qué está de temporada porque será lo más económico. A partir de ahí, sólo hay que pensar qué cocinar con eso que hemos comprado a buen precio en el supermercado.

Cortes de carne más baratos

Ser carnívoro también es compatible con ahorrar. Es más cuestión de saber comprar que de saber cocinar y tener claro que no siempre los cortes más caros son los más exquisitos. ¿Has probado los contramuslos de pollo? Mucho más barato y sabrosos para, por ejemplo, acompañar con un cremoso puré de papas.

TRUCO PARA QUE EL POLLO AL HORNO NO QUEDE SECO

  • Lo primero que debemos hacer para que el plato nos quede perfecto es cocinar el pollo a temperatura baja, a 120 Cº exactamente. De este modo, la carne se irá enterneciendo y haciendo poco a poco.
  • Con la mezcla de jugos que habrás hecho para la salsa del pollo, debes ir regando la carne cada media hora. Lo puedes hacer con un cucharón. Con esto conseguirás que la carne quede blanda y el dorado uniforme.
  • Finalmente, si quieres que el pollo salga crujiente por fuera, faltará darle un golpe de calor a la receta. Es decir, una vez hecha la carne, deberás subir la temperatura del horno a unos 220 Cº y esperar 20 minutos. De este modo solo deberás contar unos 10 minutos y ¡listo!

VIDEO RECOMENDADO

6 trucos para cocinar mejor la pasta

6 consejos para cocinar mejor la pasta y no se pegue

TE PUEDE INTERESAR

MÁS VIDEOS

El truco para que el arroz no se pegue a la olla

Arroz blanco, el truco infalible para que no se pegue a la olla| Video

El truco para que los huevos estrellados te queden perfectos

¿Cómo hacer unos huevos estrellados perfectos y sin aceite?: conoce el truco de la preparación

El truco para hacer papas fritas crujientes

Papas fritas crujientes, ¿cuál es el truco para que queden perfectas?

Contenido Sugerido

Contenido GEC

No te pierdas

Tacos rellenos
Recetas

Tacos rellenos

Envuelva con los tacos y téngalos listos para cuando los necesite: basta con llevarlos a horno tib...