Trabajadores de la salud realizan pruebas para detectar el COVID-19 en el local de pruebas de Delmont Medical Care en Franklin Square, Nueva York, Estados Unidos. (Foto: EFE)
Trabajadores de la salud realizan pruebas para detectar el COVID-19 en el local de pruebas de Delmont Medical Care en Franklin Square, Nueva York, Estados Unidos. (Foto: EFE)

La cifra de fallecidos e infectados aumenta de forma vertiginosa en el mundo y especialmente en . Los más afectados en este contexto son los inmigrantes, ya que muchos prefieren evitar ir al médico para no ser afectados por la Regla de Carga Pública.

MIRA: COVID-19 en USA: ¿Cuáles son las herramientas del IRS para acelerar la llegada de tu dinero?

Como se sabe, en febrero de este año entró en vigor la Regla de Carga Pública en Estados Unidos. Esta norma pone en vilo la residencia de miles de inmigrantes, ya que tal y como lo expresó la administración Trump, todas las personas que representen una “carga” para el país no tendrán la oportunidad de solicitar la residencia, naturalización o cualquier beneficio migratorio.

Esta situación ha generado suspicacia entre varias comunidades de inmigrantes en Estados Unidos. Ya que bajo esta norma, quienes hagan uso del Seguro de Salud, Medicaid, Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria, Programa Estatal de Seguro de Salud Infantil, Asistencia para vivienda, Beneficios energéticos y el Crédito Tributario se verán perjudicados.

MIRA: Coronavirus en Estados Unidos: ¿Qué puedo hacer si la crisis me impide pagar la manutención de mis hijos?

Sin embargo, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) ha aclarado que quienes requieran de una o del tratamiento de la enfermedad, al margen de su situación migratoria, no se verán afectados por la Regla de Carga Pública.

“Recibir el tratamiento o beneficiarse de los servicios preventivos no afectará negativamente a ningún extranjero como parte de un futuro análisis de la carga pública. Para afrontar la posibilidad de que algunos extranjeros afectados por COVID-19 puedan dudar en buscar el tratamiento médico o los servicios preventivos necesarios, el USCIS no considerará las pruebas, el tratamiento ni la atención preventiva (incluidas las vacunas, si hay una vacuna disponible) relacionada con COVID- 19 como parte de una determinación de inadmisibilidad de carga pública”, señaló USCIS en un comunicado emitido en marzo de este año.

MIRA: COVID-19: ¿Por qué es importante donar sangre en los hospitales de Estados Unidos?

Piden suspender la Regla de Carga Pública

Pese a este aviso, las cifras reflejan que las comunidades de inmigrantes son las más afectadas por el . Así se logra detectar en , el estado más golpeado por la pandemia, donde cerca del 34% de fallecidos por COVID-19 son latinos.

Por ello, este martes las fiscalías de Nueva York, Vermont y Connecticut solicitaron ante la Corte Federal que se detenga de forma temporal la Regla de Carga Pública. Es la segunda vez que realizan este pedido en lo que va del año.

“A medida que nuestro estado y nación continúan sufriendo los efectos devastadores de COVID-19, se ha vuelto cada vez más claro que la Regla de Carga Pública de la Administración del presidente Donald Trump exacerbará aún más el problema y castigará a Nueva York y otros estados ricos en inmigrantes al negar a muchos la capacidad de obtener atención médica”, precisó Letitia James, la fiscal general de Nueva York que encabeza la coalición.

Los fiscales argumentaron que la pandemia corre el riesgo de extenderse ya que la mayor cantidad de trabajadores esenciales son inmigrantes y sin una adecuada cobertura de salud "hoy, se corre el riesgo de infectar a otra persona con el coronavirus mañana”. En conclusión, “la regla está socavando los esfuerzos para frenar la propagación del virus”, argumenta la coalición al tribunal.

¿Cómo se contagia el coronavirus?

El COVID-19 se contagia por el contacto de una persona sana con otra que esté infectada. Esta enfermedad se propaga de persona a persona mediante las gotículas procedentes de la nariz o boca cuando el que se encuentra enfermo tose o exhala.

En muchos casos, estas gotículas caen sobre objetos o superficies, que después tocan otros individuos y se llevan a la nariz, ojos o boca cuando pasan sus manos por la cara.

¿Cómo prevenir la propagación del coronavirus?

Para reducir la probabilidad de contagio existen varias maneras. Las principales son:

· Lavarse las manos con agua y jabón por 20 segundos y usar alcohol o gel desinfectante.

· Mantenerse a una distancia mínima de 1 metro de cualquier persona.

· Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, debido a que las manos al palpar muchos objetos y superficies pueden recoger el virus.

· Mantener una buena higiene respiratoria: si tose o estornuda deberá cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel, que deberá desecharse de inmediato.

· Permanecer en casa si no se encuentra bien. En caso tenga fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y siga las instrucciones que le de personal de salud.

VIDEO RECOMENDADO

‘Coronavirus, Explained’: la docuserie de Netflix para entender la pandemia

TE PUEDE INTERESAR